Noticia: Autorizan que la obra del Congosto del Isuela a Arguis comience este año

Publicado: 19/10/2015
El Consejo de Ministros aprueba una modificación del proyecto del tramo de la A-23

El Ministerio de Fomento ha obtenido luz verde del Consejo de Ministros para retomar a finales de este mismo año las obras del tramo Congosto del Isuela-Arguis de la Autovía Mudéjar A-23, que estaban paralizadas desde 2010.

HUESCA/MADRID.- El trazado cuya construcción se ha autorizado retomar constituye en la actualidad un auténtico cuello de botella en la cara sur del puerto de Monrepós, ya que está entre dos tramos ya convertidos en autovía: el Nueno-Congosto del Isuela y el Arguis-Alto de Monrepós.

Para su ejecución, el Consejo de Ministros aprobó ayer una modificación del proyecto por valor de 2,83 millones de euros, y la correspondiente prórroga en el plazo de ejecución de los trabajos.

Fomento indicó que destinará 10 millones de euros el próximo año para este tramo, que se financiará mediante el método alemán, un sistema por el que la Administración retrasa el pago a la constructora hasta que la obra concluye y que, por lo tanto, no tiene reflejo en los Presupuestos Generales del Estado.

Hace aproximadamente un año, en concreto el 10 de octubre de 2014, la ministra Ana Pastor acudió a Huesca para inaugurar el tramo de autovía ya citado entre Arguis y el Alto de Monrepós. En ese acto, ya anunció la “reactivación” del tramo Congosto del Isuela-Arguis. Aunque no se aventuró a decir cuándo podrían entrar las máquinas a trabajar, aseguró que sería “lo antes posible”.

El tramo Congosto del Isuela-Alto de Monrepós es una de las tres obras paradas en la anterior legislatura que Fomento prevé retomar antes de que acabe el año, y que suman una inversión total de 154 millones.

Estos tres proyectos se añadirán a los 63 proyectos parados por el anterior Gobierno que se han ido reiniciando a lo largo de esta legislatura, según los datos del Ministerio que dirige Ana Pastor.

ACTUACIONES PREVISTAS EN 2016

Los Presupuestos Generales del Estado de 2016 contemplan 52,5 millones para la autovía A-23, con el fin de impulsar los trabajos en dos tramos de la misma que estaban también parados y se retomaron el año pasado.

Así, la previsión es potenciar la ejecución de los tramos Caldearenas-Lanave y Alto de Monrepós-Caldearenas, además de licitar las obras del trazado Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste.

De esta forma, Fomento pretende seguir avanzando en la construcción de la vía en la que, según afirma, se han realizado “importantes avances” en los últimos años, como son la puesta en servicio de tres tramos y la reanudación de los trabajos en otros dos.

Con respecto a la autovía A-21 (Jaca-Pamplona), con tramos pendientes de ejecutar a su paso por Aragón, cabe destacar que en la visita que realizó a finales del pasado septiembre, con motivo de la puesta en servicio del tramo entre la carretera A-1601 y el enlace con Tiermas, la ministra de Fomento anunció que otros tres tramos de esta autovía se iban a licitar el próximo año.

Se trata de los trazados Jaca Norte-Jaca Oeste, Sigüés-Tiermas y Puente La Reina-Límite con la provincia de Zaragoza. Asimismo, dijo que el ministerio tiene la intención de dar continuidad a las obras entre Puente la Reina y Santa Cilia.

Todas estas previsiones llegan después de que en la pasada legislatura, el anterior Gobierno tuviera que presentar en julio de 2010 un plan para paralizar un paquete de obras de carreteras y ferrocarril, ante la necesidad de contener el déficit público por mandato de la Unión Europea.

 

Fuente: Diario AltoAragón