Noticia: Las viviendas energéticamente más eficientes podrán pagar hasta un 20% menos de IBI

Publicado: 07/10/2015

Resultado de imagen de eficiencia energetica

El Gobierno ha introducido, a través de una enmienda del PP en el Senado a los Presupuestos Generales del Estado de 2016, bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) según la eficiencia energética de los edificios, que van desde el 20% para los más eficientes hasta el 4% para los menos. Los Presupuestos Generales para 2016 introducirán esta normativa que pretende incentivar la eficiencia energética en los inmuebles urbanos con rebajas sobre el IBI de la vivienda.

El Ministerio de Hacienda ha establecido una serie de porcentajes máximos de bajada en función del grado de eficiencia. Para aquellos que tengan una calificación energética de máxima eficiencia (A), la reducción será de hasta un 20%; si es B, la máxima rebaja será del 16%; para los inmuebles que tengan un certificado C puede llegar al 12%; el D, hasta el 8% mientras que el E tendrá una rebaja máxima del 4%. Actualmente, la obligación legal de poseer un certificado energético sólo se aplica a los inmuebles en comercialización, ya sea en venta o en alquiler. Permitirá afinar el conocimiento del estado del parque de viviendas.

La tasadora Tinsa opina que aplicar bonificaciones en el IBI a los edificios más eficientes energéticamente es “muy efectivo” para avanzar en la concienciación de la importancia de la eficiencia energética. Si se quieren alcanzar los objetivos ambientales marcados por Europa, son necesarias medidas como ésta que contribuyan a promover que propietarios en general se sometan al examen de la eficiencia energética, considera esta compañía.

En opinión del director de Consultoría Energética de Tinsa, Luis Cañada, el beneficio a medio plazo es doble. “Este tipo de medidas permitirá a las administraciones afinar el conocimiento del estado de su parque de viviendas y, por tanto, ser más efectivos en el desarrollo e implantación de las políticas energéticas que deben llevar a cabo”, afirmó. En junio de 2013 entró en vigor la nueva normativa sobre certificación de la eficiencia energética de viviendas.

Desde entonces es obligatorio (en teoría) el certificado energético para vender o alquilar viviendas. Además de la calificación energética del edificio, incluye información objetiva sobre las características energéticas de los edificios. El certificado de eficiencia energética de una vivienda permite conocer con criterios técnicos medibles el margen de mejora en términos de consumo que existe en una vivienda y cómo ello se puede traducir en un ahorro en los gastos mensuales

Fuente:20minutos.es